Nueva York, mar 30 (SF).- Dos cadáveres fueron hallados entre los escombros de tres edificios de departamentos en Manhattan que se vinieron abajo hace tres días después de una aparente explosión de gas, informó la policía.

Los restos fueron descubiertos la tarde del domingo y hasta el momento no han sido identificados.

Los socorristas buscaban a dos hombres desaparecidos quienes al parecer estaban el jueves en un restaurante de sushi en la planta baja del edificio donde se produjo la explosión y luego un incendio.

Los desaparecidos fueron identificados como Moisés Lucón, de 26 años y quien trabajaba en el restaurante, y de Nicholas Figueroa, de 23 años, un trabajador de bolera que estaba allí por una cita. Lucón tiene familia en Guatemala.

La búsqueda entre los escombros continuaba el domingo. Los trabajadores buscaban entre pilas de ladrillo, madera y escombros, ayudándose de herramientas, sus propias manos y perros entrenados.

El alcalde Bill de Blasio informó que alguien pudo haber perforado un conducto de gas en forma inadecuada antes de la explosión del jueves, que causó heridas a 22 personas, cuatro de ellas de gravedad.

Varios familiares de Figueroa visitaron el domingo el lugar de la explosión, sostenían flores y lloraban.

Neal, hermano menor de Figueroa, se brincó las barricadas y gritó a los trabajadores de emergencias “¡él es un hombre fuerte, yo sé que está ahí! No se rindan, por favor encuentren a mi hermano”.

Sin embargo, las autoridades reconocen que las esperanzas de hallar con vida a alguien son escasas.

Un funcionario con conocimiento de la operación dijo a The Associated Press que los escombros retirados de la escena serán llevados a un lugar seguro y nuevamente se registrarán en busca de restos humanos. El funcionario, que habló a condición de guardar el anonimato porque la operación está en curso, dijo que los trabajadores ya llegaron al nivel del sótano en el lugar de la explosión.

La fuente indicó que los trabajadores dejarán de excavar cuando se acercan a la pared frontal del restaurante porque esa sección del edificio debe ser examinada como posible evidencia de lo que causó la explosión, que las autoridades sospechan que fue el resultado de una fuga de gas natural.

El alcalde Bill de Blasio dijo que posiblemente alguien quiso sacar gas de una tubería de forma indebida antes de que ocurriera la detonación.

Comenta con tu Facebook

commentarios