Caracas, mar 28 (SF).- Venezuela entregó a las autoridades estadounidenses una nota de protesta en rechazo al decreto presidencial que declaró al país una amenaza y anticipó que se reserva la posibilidad de iniciar acciones legales contra Washington.

La canciller Delcy Rodríguez dijo en conferencia de prensa que el viernes se entregó a la embajada de Estados Unidos en Caracas una nota de “enérgica protesta” por el decreto que emitió a inicios de mes el presidente Barack Obama porque “interfiere en los asuntos internos de Venezuela”.

La ministra indicó que el gobierno del presidente Nicolás Maduro decidió recurrir a la nota de protesta para rechazar lo que consideró un “adefesio jurídico” y agregó que Caracas se reserva el posible inicio de “acciones legales” contra Estados Unidos que, según sostuvo, están amparadas por el derecho internacional. No ofreció más detalles al respecto.

A pesar de las fricciones diplomáticas, Rodríguez dijo que el gobierno de Maduro mantiene extendida la “mano para el diálogo” con Washington pero insistió en que eso sólo será posible bajo el “respeto entre los Estados”.

El presidente venezolano afirmó la víspera que su gobierno está listo para iniciar conversaciones con Estados Unidos y que si Obama quiere darle la mano “estoy listo para hablarle a los ojos en términos de igualdad”.

La canciller indicó que Maduro participará en la Cumbre de las Américas del próximo mes en Panamá y precisó que durante ese evento el mandatario presentará las firmas de millones de seguidores del gobierno, empleados públicos y hasta presos recolectadas en los últimos días contra el decreto de Obama.

Estados Unidos anunció este mes el congelamiento de los bienes de siete funcionarios venezolanos señalados por presuntas violaciones a los derechos humanos y corrupción y declaró al país sudamericano una amenaza extraordinaria para su seguridad nacional.

La decisión de Washington, que se dio poco después de que Maduro ordenó reducir el personal de la embajada de Estados Unidos en Caracas y exigir visa de turista a los estadounidenses que visiten el país, desató una crisis diplomática entre ambas naciones que se mantienen sin embajador desde 2010.

La tensión entre Caracas y Washington ha llamado la atención de numerosos países y algunos analistas han planteado que la crisis podría afectar la Cumbre de las Américas. Los bloques de Unasur y el ALBA se han ofrecido para mediar.

Comenta con tu Facebook

commentarios