Berlín, mar 26, (SF).- La policía alemana ha situado varios coches ante la casa que tienen en la localidad de Montanaur (oeste del país) los padres del copiloto Andreas Lubitz, que presuntamente estrelló el avión de Germanwings en los Alpes franceses, y ha acordonado también la vivienda del joven en Düsseldorf.

Según relatan los medios locales, los agentes de Montanaur, una pequeña localidad del estado federado de Renania Palatinado que apenas tiene 12.500 habitantes, han cruzado varios coches en la calle en la que tienen su casa los padres del copiloto, hasta donde ya se han acercado cámaras de televisión.

Al mismo tiempo, la policía de Düsseldorf se ha desplazado a la casa del joven en esa ciudad alemana y prepara el registro de la vivienda, señalaron fuentes de las fuerzas de seguridad.

Según las primeras conclusiones de la investigación de la tragedia aérea registrada en los Alpes franceses, el copiloto, de 28 años, hizo colisionar el avión de forma voluntaria, aunque sin aparentes motivos terroristas.

Tras hacer público la fiscalía francesa el relato de los últimos minutos en la cabina del Airbus 320 de Germanwings, el ministro de Interior alemán, Thomas de Maizière, afirmó que, según las investigaciones realizadas por las fuerzas de seguridad germanas, en el copiloto no se aprecian “indicios de trasfondo terrorista”.

Andreas Lubitz trabajaba para Germanwings desde septiembre de 2013 y contaba con una experiencia de vuelo de 630 horas

Según explicó hoy el presidente de Lufthansa, Carsten Spohr, Lubitz interrumpió su formación durante un tiempo, pero “era cien por cien apto para el vuelo, sin ningún tipo de peculiaridad”.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios