Roma, 12 feb (PL) El proceso en Italia contra 32 exmilitares responsables de la desaparición de ciudadanos de este país en Latinoamérica durante la llamada Operación Cóndor, en las décadas de 1970 y 1980, fue suspendido hoy hasta el 12 de marzo.

De acuerdo con la edición digital del diario La Repubblica, así lo dictaminó la presidenta del colegio de jueces de la Tercera Sección Penal del Tribunal de Roma, Evelina Colella.

Según el citado medio, antes de hacer pública la decisión, Colella tuvo que retirarse de la audiencia en varias ocasiones para deliberar en privado con los abogados de los imputados, a petición de los mismos.

El rotativo precisó que, entre las reclamaciones de las defensas, estuvo la de inconstitucionalidad pues, según argumentaron, nadie puede ser procesado dos veces por los mismos hechos.

Agregaron que muchos de los acusados ya fueron condenados con anterioridad en sus países de origen.

Sin embargo, todas las prerrogativas planteadas por los letrados fueron desestimadas por la magistrada, aunque sí decidió posponer las sesiones para la fecha ya mencionada por cuestiones de falta de tiempo y demoras en la audiencia de este día.

La Repubblica apuntó, además, que entre las numerosas partes civiles del proceso se encuentran el Estado de Uruguay y la presidencia del Consejo de Ministros de Italia.

Entre los encartados están 11 antiguos miembros de la junta militar chilena, uno de Bolivia, cuatro de Perú y 16 uruguayos.
De ellos, 12 están encarcelados por otros procesos seguidos en sus respectivas naciones y relacionados también con la llamada Operación Condor.

Reportes de los medios de comunicación indicaron que la mayoría se negó a declarar, sea personalmente o por videoconferencia y, por esa razón, se les adjudicaron abogados de oficio.

Es así en todos los casos menos en el del uruguayo Jorge Néstor Troccoli, con representantes legales de confianza y, puesto que reside en Italia, hoy se presentó en la vista franqueado por sus dos letrados, Francesco Saverio Guzzo y Anna Scifoni.

Unas 50 mil personas fueron asesinadas, 30 mil se cuentan como desaparecidas y 400 mil fueron encarceladas como parte de la citada operación, coordinada entre las dictaduras de Chile, Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay en las décadas de 1970 y 1980 para exterminar todo indicio de oposición política.

Las investigaciones sobre el asesinato o desaparición de 23 italianos en la referida época se iniciaron en 1999 con la presentación de acusaciones por parte de los familiares de las víctimas a un tribunal italiano.

La prensa internacional en reiteradas ocasiones destaca que la Operación Cóndor fue un plan urdido por el general chileno Augusto Pinochet.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios