Agencias, ene 10 (SF).- La historia de un niño de 7 años de China se ha vuelto viral al conocerse la odisea que vive todos los días para estudiar.

Wang Fuman tiene que caminar una hora y media para cruzar los 4,5 kilómetros de distancia que hay entre su hogar y el colegio.

El menor padece día tras día las bajas temperaturas de Zhaotong, la zona rural de la provincia de Yunnan, que rondan los 9 a 12 grados bajo cero.

Wang Fuman llega con el cabello y cejas congeladas, con las manos curtidas y el rostro rojizo por las bajas temperaturas. Según se puede ver en las fotos, el menor solo es cubierto por una delgada ropa que apenas lo protege del frío.

Fue un profesor de la escuela del menor, la primaria de Zhuanshanbao, que decidió tomarle varias fotos y enviárselas a Thepaper.cn, un sitio web que se encargó de difundirlas y dar a conocer la historia que fue viralizada por miles en las redes sociales.

“Wang camina todos los días una hora y media con una temperatura de nueve grados bajo cero. Es un ejemplo”, señaló el director de la escuela.

A pesar que tiene que caminar en pésimas condiciones climáticas, Fuman nunca falta a la escuela y es uno de los mejores en matemáticas.

Muchos usuarios de internet ya se han movilizado para recaudar y regalarle ropa de invierno al menor, vive con su abuela y una hermana mayor, y las autoridades de Yunnan también han iniciado una campaña para recibir donaciones y entregárselas a los niños pobres de la zona.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios