Santo Domingo, oct 4 (SF).- De las serigrafías a la pintura con su propia sangre han transitado las obras del pintor cubano Daniel Rivero, que este 18 de octubre expondrá en la Quinta Dominica, de la República Dominicana, sus “Registros Privados”.

Se trata de la segunda muestra individual del artista en la tierra que está justo en el camino del Sol. Noticias Sin Fronteras conversó con él y esto fue lo que nos dijo.

¿Desde cuándo usas como principal pintura tu propia sangre?

Comencé a trabajar con mi sangre desde el 2002 conjuntamente con la artista Yalili Mora, que era en ese entonces mi esposa, donde realizamos una serie de grabados en vidrios titulada Proyecto L.O.R.M.

Titulo: “Apuntes Privados”. Técnica: Serigrafías impresas con sangre humana. 2002

L.O.R.M son las iniciales de nuestra hija Laura Olaya Rivero Mora. Pensamos que uniendo nuestra sangre podíamos crear una conexión genética con nuestra obra, en esta etapa utilizábamos la sangre como tinta, no como pintura porque en ese momento lo que hacíamos eran grabados en vidrio (Proyecto L.O.R.M) y serigrafías (Apuntes privados).

Posteriormente empecé a experimentar utilizando la sangre como pintura y comencé a ver las posibilidades plásticas que esta tenía, además del valor conceptual que aportaba a mis dibujos.

Titulo: “La mano que habla”. Técnica: Dibujo. Materiales: Sanguina y sangre del artista.

El hecho de sacarte la sangre para hacer la obra está muy cerca simbólicamente al hecho creativo. Sangre de mi sangre. ¿Qué otro fluido corporal puede estar más asociado a la pintura que la sangre misma? Esto es por su color rojo intenso. También la obra tiene mi propia información genética, es algo que salió realmente de adentro de mí no solo mentalmente si no físicamente también.

En este caso las obras son parte de mí, soy su creador y su procreador.

¿Por qué la sangre? ¿Has pensado utilizar otros residuos humanos?

Titulo: “Apuntes Privados”. Técnica: Serigrafías impresas con sangre humana. 2002

En el año 2000 hice una acción plástica titulada El Puente consistía en que el público debía unir diferentes puntos en varios mapas, pero con cordones umbilicales.

Yo estoy abierto a cualquier tipo de experimentación y lo que hago es utilizar el material en función de la idea que quiero trasmitir, pudiera ser cualquier tipo de residuos o fluidos corporales el material que me permita de manera más explícita representar mi propuesta.

¿Qué incluye la exposición “Registros Privados”?

Registros Privados es una muestra que reúne once serigrafías impresas con sangre y cuatro piezas que son polípticos hechos con sanguina y sangre, que pretende más que todo mostrar las cualidades plástica de un material que sale dentro de mí, el sacrificio, la conexión y el compromiso entre obra y creador.

Jugando un poco con la idea de que todo lo que hace un artista es arte, también todo lo que tenemos dentro son materiales de arte.

En los últimos años se ha visto un incremento de este tipo de arte en especial de las mujeres, que usan la sangre menstrual. Lo que para algunos resulta repugnante y para otros interesante, en tu caso ¿cómo ha sido la acogida del público en sentido general?

Siempre existe cierto temor a lo desconocido, en mi caso lo que he podido observar es que en un principio hay cierta incredibilidad, también repulsión, pero el público logra crear una conexión con las piezas porque las imágenes son totalmente diferente a los estereotipos asociado con la sangre, como la hechicería o el sadomasoquismo.

La sangre corriendo por las paredes en mis piezas no ven nada de eso, ven obras técnicamente bien resueltas, estudios de anatomía, todo esto combinado con una museografía bien aplicada que la convierte en un estímulo visual para el espectador.

Comenta con tu Facebook

commentarios