Texas, jul 12 (SF).- Una adolescente en Texas, Estados Unidos, identificada como Madison Coe, de 14 años de edad, murió electrocutada en su bañera el pasado fin de semana, cuando intentaba conectar su teléfono celular.

El Departamento de Policía de Texas informó que Madison presentaba quemaduras en su mano, además de presentar señales de electrocución, según reportes de la cadena Univisión.

La menor residía en la ciudad de Lubbock, al norte de Texas, sin embargo, el día del suceso se encontraba en Lovington, en compañía de su padre. Según Donna O’Guinn, abuela de la niña, “es muy obvio que eso fue lo que ocurrió (accidente con el celular)”. “Había una marca de quemadura en su mano, la misma mano con la que manipulaba el teléfono”, aseguró a la cadena de noticias locales KCBD.

La información fue confirmada por el detective David Miranda, de la policía de Lovington, quien confirmó que el informe forense señalaba que Madison Coe había muerte electrocutada. 

“Se cree que la víctima estaba tomando un baño. Aunque se le practicaron primeros auxilios en la escena y durante su traslado al hospital Nort-Lea, la adolescente fue declarada muerta poco después”, agrega el comunicado.

La abuela de la víctima agregó que “esta es una tragedia que no debería pasarle a nadie más” y que la familia quiere crear conciencia sobre los peligros de usar celulares en el baño, mientras están conectados a un cargador eléctrico. El funeral de la joven está programado para el viernes 14 de julio a las 2 p.m. en la iglesia First United Methodist de Lovington.

Comenta con tu Facebook

commentarios