Madrid, jul 10 (SF).- Iberia canceló sus planes de obligar a las nuevas empleadas a someterse a una prueba de embarazo tras recibir una multa de 25.000 euros (29.000 dólares) por discriminación.

La aerolínea española divulgó el lunes un comunicado asegurando que la prueba era sólo una medida de precaución para proteger a la madre y a la criatura, y negó que había rechazado a candidatas por el hecho de estar embarazadas.

La decisión se toma luego que el año pasado, el gobierno de las Islas Baleares multó a la aerolínea tras una inspección.

Iberia dijo que contrató a cinco mujeres embarazadas el año pasado y que promueve la contratación de mujeres.

Comenta con tu Facebook

commentarios