Londres, jun 26 (SF).- El príncipe Enrique reveló que llegó a pensar en dejar de ser parte de la familia real británica. En una entrevista publicada el domingo por el Mail, el príncipe dijo que el período que pasó en el ejército fue “el mejor escape que tuve” y que sopesó renunciar a su título.

“Sentí que quería dejar esto, pero luego decidí quedarme y crear un papel para mí”, dijo Enrique, quien es el quinto en línea para el trono.

Los comentarios trascendieron luego que Newsweek publicara que el príncipe dijo que él dudaba de que alguien de la familia real quisiera realmente ser rey o reina.

Agregó que su familia “realizará nuestro trabajo en el momento adecuado” y que ellos “no están haciendo esto por su conveniencia, sino por el beneficio de toda la gente”.

El hijo menor del príncipe Carlos y la difunta princesa Diana revela que sintió “resentimiento” cuando en 2007 tuvo que abandonar una misión en Afganistán por motivos de seguridad después de que se revelara su presencia allí.

Enrique, que hace unas semanas confesó que hace relativamente pocos años pidió ayuda psicológica para superar la muerte de Diana de Gales, dice estar satisfecho con su labor para organizaciones benéficas, en las que sigue la estela de su madre.

El príncipe, vinculado a entidades de ayuda a soldados heridos en combate y de salud mental, explica que los miembros de la familia real, incluido su hermano, Guillermo -segundo en la línea de sucesión-, no quieren ser sin más “un puñado de famosos”.

“Sentimos pasión por nuestras organizaciones de caridad y han sido elegidas porque están en el camino que me ha mostrado nuestra madre”, afirma.

Comenta con tu Facebook

commentarios