Santo Domingo, jun 25 (SF).- Con una inversión que supera los 600 millones de pesos el gobierno, a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), trabaja en la construcción, reconstrucción y mejoramiento del tramo 15 de Azua hasta Barahona, con 58 kilómetros de extensión.

Así lo ha informado el MOPC en un comunicado de prensa, en el que también detalla que la construcción de este tramo forma parte del proyecto Corredor Vial Sur para el desarrollo de la región.

El ministro de MOPC, Gonzalo Castillo, explicó en el comunicado que los trabajos consisten en la construcción y ampliación de la carretera que va desde Baní hasta Pedernales, y que hasta el momento ya han sido entregado totalmente reconstruidos el tramo Baní-Azua y en los próximos meses le será entregado el tramo Azua-Barahona.

Indicó que el Circuito Vial del Sur tiene prioridad este año, por lo que representara en el desarrollo de la región, asimismo dijo esperar que esté concluido en el 2018.

La responsabilidad de la ejecución de la obra está a cargo de la constructora Rizek y la dirección del Ministerio de Obras Públicas.

El tramo referido tramo avanza con el asfaltado de más de 20 kilómetros entre Azua y Barahona, mientras que otro frente de trabajo acciona en la parte urbana construyendo aceras y los accesos a viviendas.

Además de la reconstrucción de la vía, el proyecto contempla la construcción de los sistemas de drenajes naturales de la carretera, encachando en piedras y hormigón toda su extensión, con tuberías de 36 pulgadas de diámetro, lo que permitirá que las aguas fluyan evitando futuras inundaciones.

Esta parte de la carretera fue ampliado en algunos tramos curvos y rectos, lo que beneficiara a los conductores que transitan por la referida vía, dando una mayor seguridad y visibilidad.

Comenta con tu Facebook

commentarios