Santo Domingo, jun 22 (SF).- Aunque bien pudiera decirse que en la República Dominicana se vive un eterno verano, lo cierto es que existen días que marcan los cambios de estaciones.

Este 21 de junio alrededor de las seis de la mañana comenzó el verano en todo el hemisferio norte. Su inicio lo marca un solsticio.

Solsticio viene del latín y significar “sol quieto”. Sólo se registran dos a lo largo del año: el de verano y el solsticio de invierno.

Según entendidos en el tema este es el día más largo del año, es decir el sol sale antes y se oculta más tarde, por lo tanto aumentan las temperaturas y la sensación de calor.

Muchos aman el verano por ser la época del receso escolar más larga y también porque les permite realizar, solo o en familia, actividades de esparcimiento.

Lo cierto es que durante los 93 días y15 horas que durará el verano hay que planificar las actividades para que se cumplan todas las expectativas de los miembros de la familia.

Sin embargo, las temperaturas en esta época del año se elevan más de lo habitual por lo que se hace necesario tener en cuenta algunas recomendaciones.

Más allá de las clásicas predicciones meteorológicas de cara al verano, estos tres meses deben aprovecharse para disfrutar de lo que nos sea posible, de una forma sana. Cierto es nos despedimos de la primavera y damos la bienvenida a un verano que se antoja muy caluroso.

Por suerte, en República Dominicana playa, sol, montañas y lugares de interés históricos y culturales son los que se sobran. Hagamos de este verano 2017 una época de lindas experiencias junto a la familia y amigos.

Comenta con tu Facebook

commentarios