Agencias, jun 21 (SF).- El primer día del verano estuvo marcado por algunas de las temperaturas más altas de los últimos años en la región suroeste de Estados Unidos.

En Phoenix, Arizona, las autoridades emitieron varias advertencias sobre los peligros de la temperatura del martes, uno de los días más calurosos que se hayan registrado en la historia de la ciudad.

“Le recomendaría a la gente que haga algo menos arduo que salir a hacer la caminata más difícil de Phoenix en pleno día”, dijo Chris Webb, la directora de parques de Phoenix. “Quizás ir a nadar, o hacer algo en una instalación cerrada”.

La aerolínea American Airlines canceló medio centenar de vuelos desde el aeropuerto de Phoenix, en Arizona.

El calor afecta el despegue de las naves, debido a que el aire caliente es menos denso y provoca que el avión tenga que coger mucha más velocidad para compensar la pérdida de impulso que sufren los motores.

Meteorólogos dijeron el martes que la temperatura en Phoenix llegó a los 48 grados centígrados (119 Fahrenheit), marca que solo ha sido igualada o superada cuatro veces en la historia registrada de la ciudad. El récord más alto de la historia es 50 grados centígrados (122 Fahrenheit) el 26 de junio de 1990.

La temperatura en Death Valley llegó a los 53 grados centígrados (127 Fahrenheit) el martes, mientras que en Palm Springs alcanzó 50 grados centígrados (122 Fahrenheit), igualando la temperatura del mismo día del año pasado.

La ola de calor ocurre a la vez de un estudio que indicó que casi una de tres personas ahora experimenta 20 días al año en los que la temperatura llega a niveles mortales.

El estudio de casi 2.000 olas de calor mortal en todo el mundo desde 1980 fue publicado el lunes en la revista especializada Climate Change.

Comenta con tu Facebook

commentarios