Los Angeles, jun 19 (SF).- La actriz Carrie Fisher tenía cocaína y otras drogas en su organismo cuando se sintió mal en un avión el año pasado, según el reporte de su autopsia, pero los investigadores no pudieron determinar qué impacto tuvieron éstas en su deceso.

El reporte difundido el lunes establece que Fisher pudo haber consumido cocaína tres días antes del vuelo del 23 de diciembre en el que se sintió enferma. Cuatro días después falleció.

También dice que se hallaron rastros de heroína, otros opiáceos y MDMA, o éxtasis, pero que no pudieron determinar cuándo Fisher consumió esas drogas. Los hallazgos se basan en pruebas de toxicología hechas con muestras tomadas cuando la estrella de “Star Wars” ingresó a un hospital en Los Ángeles.

Las autoridades forenses declararon que Fisher murió de apnea del sueño y una combinación de otros factores. Un comunicado de prensa emitido el viernes menciona que se encontraron drogas en su sistema, pero no proporciona detalles.

El reporte completo publicado el lunes contiene una explicación detallada de los resultados, como por qué los investigadores creen que Fisher consumió cocaína al menos tres días antes de su vuelo.

También señala que mientras que se detectó heroína en su organismo por un breve periodo de tiempo, los investigadores no pudieron determinar cuándo Fisher usó esta droga o el éxtasis. Las pruebas toxicológicas hallaron otros opiáceos en el sistema de Fisher, incluyendo morfina, aunque el reporte dice que la morfina pudo haber sido una consecuencia de la heroína.

Fisher luchó por años con problemas de drogadicción y salud mental. Dijo que fumó marihuana a los 13 años, usó LSD antes de los 21 y que a los 24 le diagnosticaron desorden bipolar. Fue tratada con terapia electroconvulsiva y medicamentos.

Conocida en todo el mundo por su papel de la princesa Leia en la saga “Star Wars”, Fisher falleció el 27 de diciembre en Los Ángeles tras haber sufrido días antes un infarto durante un vuelo.

Comenta con tu Facebook

commentarios