Washington, jun 19 (SF).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no es objeto de ninguna investigación por despedir al director del FBI, James Comey, ha recalcado este domingo un abogado del mandatario norteamericano.

El 16 de junio Trump escribió en su Twitter que está bajo investigación debido a la destitución de James Comey del cargo de director del Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

En un principio el presidente estadounidense dijo que despidió a Comey debido a una recomendación del fiscal general adjunto, Rod Rosenstein.

El periódico The Washington Post informó el 14 de junio que el fiscal especial estadounidense Robert Mueller, quien supervisa la investigación sobre la presunta interferencia de Rusia en las elecciones de EE.UU. de 2016, está ampliando la pesquisa para determinar si el presidente Trump trató de obstruir la justicia, lo cual es un delito que podría derivar en un juicio político.

Mueller inició su investigación a Trump apenas unos días después de que el mandatario despidiera a Comey, añadió ese diario.

Trump despidió a Comey el 9 de mayo, en medio de informes de prensa que aseguraban que el jefe del FBI había solicitado más recursos para ampliar la investigación de la supuesta colusión entre Rusia y Trump y de la presunta injerencia rusa en las elecciones de 2016 en EE.UU., que incluyó hackeos, filtraciones y uso de medios de información y redes sociales.

Tanto el Kremlin como el Ministerio de Exteriores ruso negaron rotundamente la implicación de Rusia en los supuestos ciberataques en las elecciones en EE.UU.

Hasta la fecha, el Gobierno de EE.UU. no ha presentado ninguna prueba que confirme la responsabilidad de Moscú en esos supuestos ataques informáticos.

 

Comenta con tu Facebook

commentarios