COMPARTIR

Agencias, jun 5 (SF).- Una adolescente de Estados Unidos embarazada ha sido vetada de su graduación por ser «inmoral» y expulsada del consejo estudiantil al que pertenecía. La repercusión de este veto ha sido muy acogido por las redes sociales y se ha creado una web para apoyarla.

Maddi Runkles, de 18 años, acudía a una pequeña escuela cristiana en Maryland, hasta que la dirección del centro escolar le comunicó que no era bienvenida al evento de graduación que se celebrará el próximo 2 de junio, porque debía «hacerse responsable de su inmoralidad.

Sus padres han decidido organizarle su propia ceremonia al siguiente día de que tenga lugar el evento oficial. La decisión de la Academia Hagerstown ha sido criticada en las redes sociales, donde la opinión defiende que la institución no está mostrando la compasión cristiana de la que hacen gala.

Según la normativa del colegio, los alumnos deben seguir un código de conducta que implica «no tener relaciones sexuales fuera del matrimonio». Aunque, como apunta el padre de Runkles, los estudiantes deben ser sancionados si rompen las reglas, pero en este caso «le han dado el castigo cuatro meses después» de conocer que había ido en contra de las normas.

El director de la academia, David R. Hobbs, emitió después un comunicado defendiendo la postura de la escuela. «Maddi esta siendo castigada no por estar embarazada, sino porque fue inmoral. Su inmoralidad fue lo que provocó que esta situación comenzara».

La joven explicó al Washington Post que esas normas habían sido rotas anteriormente por otras estudiantes, como en su caso, pero que nunca antes se había prohibido la asistencia a la graduación a nadie por este motivo. Además, todas las personas sancionadas con anterioridad solo fueron castigadas con una pequeña expulsión.

NO HAY COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO