Cortesía: Reuters

Manila, jun 2 (SF).- Un hombre armado asaltó un casino de la capital de Filipinas e incendió mesas de juego en el abarrotado espacio, creando una asfixiante nube de humo que mató a al menos 36 personas, dijeron autoridades el viernes. El atacante llenó una mochila con fichas de casino antes de huir, pero fue hallado muerto más tarde tras un aparente suicidio en un hotel adyacente.

Los bomberos hallaron los cuerpos de los fallecidos en salas llenas de humo, explicó el jefe de la policía metropolitana de Manila, Oscar Albayalde, que agregó que todos perecieron por asfixia e inhalación de humos. Ninguno de los cuerpos presentaba heridas de bala.

El autor probablemente era un extranjero, dijo Albayalde. “Parece caucásico, habla inglés, es alto y blanco, por lo que probablemente es extranjero”, manifestó.

Previamente, la Policía filipina había confirmado la muerte del varón fuertemente armado que asaltó el casino. El sospechoso se había atrincherado en la habitación 501 del complejo, envuelto en sábanas rociadas de gasolina y prendido fuego, en lo que ha sido catalogado como suicidio por según la versión oficial.

A pesar de que el ataque fue reivindicado por el Estado Islámico, la Policía asegura que el motivo del asalto era robar un botín de 130 millones de pesos filipinos (unos 2,6 millones de dólares, 2,3 millones de euros) en fichas del casino. El atacante “o perdió en el casino y quiso recuperar sus pérdidas o se volvió completamente loco”, apuntó Albayalde.

La información fue confirmada más tarde por el portavoz de la presidencia, Ernesto Abella, a la prensa. “Esta situación particular en Manila no está relacionada de ninguna manera con un ataque terrorista”, expresó.

El ataque hizo que cientos de personas salieran huyendo del complejo Resorts World Manila en la noche y derivó en una reivindicación de terroristas que según la policía carece de evidencia que la respalde. El incidente se produjo mientras fuerzas del gobierno siguen combatiendo a extremistas musulmanes alineados con el grupo Estado Islámico, que tomaron la ciudad sureña de Marawi la semana pasada.

Comenta con tu Facebook

commentarios