COMPARTIR

Santo Domingo, may 29 (SF).- La directora de la Oficina Nacional de Meteorología advirtió que la temporada ciclónica que se inicia este jueves primero de junio, encuentra a la República Dominicana con los embalses de las presas llenos, los ríos caudalosos y los suelos saturados de agua.

Gloria Ceballos explicó que aunque los vaticinios son que esta será una temporada ciclónica de baja intensidad, sin embargo, cualquier fenómeno que toque el territorio nacional podría provocar situaciones difíciles.

Ceballos recordó que República Dominicana tiene más de seis meses recibiendo copiosas lluvias, y no fue hasta el día diez de este mes que las precipitaciones amainaron debido a la presencia de un sistema de alta presión agregado a la llegada de las nubes dee polvo del Sahara que ha sido arrastrado por los vientos alisios.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´AGENDA, la directora de la Onamet puso como ejemplo que un mes que tradicionalmente es de pocas lluvias como marzo, en el país llovió abundantemente.

Explicó que los expertos proyectan para esta temporada ciclónica que se inicia el próximo jueves un promedio de 12 tormentas tropicales, de los cuales entre dos y tres podrían ser de categoría 3, 4 y 5 en la escala Saffir-Simpson.

“No importa si se proyecta una temporada alta o baja, con uno solo que toque al territorio nacional basta para causar muchos problemas, y ya hemos tenido la experiencia que en temporada baja hemos tenido la presencia de un fenómeno, mientras que en alta no hemos sido tocados por ninguna tormenta”, preciso la ingeniera Gloria Ceballos.

El retorno del Niño

Ceballos alertó el retorno al final del presente verano del fenómeno conocido como el Niño, lo que en gran parte explica que la temporada ciclónica que se inicia el jueves primero de junio sea calificada como baja.

“Aunque se trata de un Niño débil, sin embargo las autoridades competentes tienen que hacer la planificación de lugar porque las lluvias disminuirán considerablemente al final del presente verano, según lo han pronosticado los expertos”, recomendó la funcionaria.

Aclaró que en el momento actual se encuentra en una etapa neutral, es decir que no hay la presencia del Niño, ni de la Niña, pero esa situación variará debido a que las aguas del Pacifico Ecuatorial se están calentando paulatinamente.

Sostuvo que mientras eso sucede en esa parte del mundo, en el Atlántico se produce un efecto contrario, es decir un enfriamiento de las aguas lo que provoca una drástica disminución de la sequía.

NO HAY COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO