COMPARTIR

Santo Domingo, may 28 (SF).- El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales destruyó 21 viviendas ubicadas dentro de los límites del Parque Nacional de Valle Nuevo que eran utilizadas como refugios de paso por jornaleros haitianos, en una nueva etapa de recuperación del área protegida.

Las viviendas estaban ubicadas en las vertientes de “Las Espinas” y “La Nuez”, en Ocoa, y también en el lado de Pinalito, en Bonao.

“Eran casas abandonadas o que servían de acopio de productos, agroquímicos o resguardo para los jornaleros haitianos que han sido sacados del Parque”, indicó la institución.

En una comunicación de prensa, el Ministerio de Medio Ambiente explica que las personas que hacían vida agrícola dentro del área protegida continúan retirando de forma voluntaria las tuberías y sistemas de riego que mantenían en asedio las fuentes hídricas que nacen allí y que ahora pueden llegar a los ríos en su curso normal.

Agregó que como parte del proceso se ha puesto en marcha la reforestación para la regeneración boscosa en zonas muy degradadas de Valle Nuevo, para ello se han plantado miles de árboles de especies como Pinus occidentalis, Sabina criolla y Ébano verde, en terrenos que sufrieron explotación agrícola intensiva, en tanto que el resto de las áreas serán monitoreadas para garantizar su regeneración natural.

El ministro Francisco Domínguez Brito ha proclamado ya el inicio del rescate de otras áreas protegidas críticas como el Parque Nacional de los Haitises y el Parque Nacional Sierra de Bahoruco, entre otras zonas de valor estratégico y ambiental para los ecosistemas de la isla.

NO HAY COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO