California, may 24 (SF).- Un brote de botulismo vinculado con una salsa de queso para nachos vendida en una gasolinera en California ya causó la muerte de hombre y la hospitalización de al menos nueve personas, dijeron autoridades de salud.

La oficina forense de San Francisco identificó al muerto como Martín Galindo Larios Jr., de 37 años.

Matt Conens, vocero del Departamento de Salud de California, declinó revelar más detalles sobre el deceso, las condiciones de los otros pacientes o el estatus de la investigación del brote.

Familiares de Galindo Barrios no respondieron de inmediato a un mensaje electrónico en busca de comentario.

Análisis confirmaron la presencia de la toxina botulínica en el dip de queso vendido en una gasolinera en Walnut Grove, un suburbio de Sacramento.

El Departamento de Salud de California dijo la semana pasada que el contenedor y la salsa de queso fueron retirados del sitio el 5 de mayo y que las autoridades piensan que no hay más riesgo de contaminación para el público.

El botulismo de transmisión alimentaria es una enfermedad grave y puede ser mortal. Sin embargo, es relativamente inusual, dice la Organización Mundial de la Salud en su sitio web. Es una intoxicación causada generalmente por la ingesta alimentos contaminados con neurotoxinas muy potentes, las toxinas botulínicas, que se forman en alimentos contaminados. De persona a persona no se transmite el botulismo.

Comenta con tu Facebook

commentarios