Santo Domingo, may 16 (SF).- Las empresas del sector de las telecomunicaciones manifestaron su rechazo al proyecto de Ley del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 9-1-1, sometido recientemente a través de la Cámara de Diputados.

Las telefónicas Claro, Tricom, Orange, Viva y Wind Telecom objetan específicamente la imposición de una tasa al tráfico internacional como fuente de financiamiento, debido a que viola acuerdos internacionales y conllevaría nuevas inversiones y gastos por parte de un sector que en la actualidad está sobrecargado con altos impuestos y obligaciones tributarias.

La propuesta legislativa busca cobrar una partida de US$0.02 por minuto de tráfico de voz internacional entrante y US$0.0025 por los minimensajes internacionales entrantes.

Mediante un comunicado, las empresas reclaman no haber sido incluidas en el proceso de discusión de los aspectos relacionados directamente con los servicios de telecomunicaciones. Las telefónicas entregaron ayer un documento a la Presidencia de la Cámara de Diputados donde exponen su preocupación, y también lo presentaron a la Comisión de Interior y Policía de dicha institución.

Resaltan que han apoyado los esfuerzos del Estado dominicano para el desarrollo del Sistema Nacional de Emergencias (SINAES), en el que han invertido desde el 2012, unos RD$260 millones en instalaciones, sistemas y programas requeridos para la implementación de la plataforma del 9-1-1.

Explican que desde antes de la implementación del SINAES, algunas prestadoras llevaban años brindando acceso gratis a las llamadas entregadas al 9-1-1, a pesar de su costo.

Además de apoyar de forma voluntaria y legal el 9-1-1, las telefónicas destacan la contribución que hacen a la economía, su aporte al fisco y su accionar como ciudadanos corporativos responsables.

Comenta con tu Facebook

commentarios