Miami, may 14 (SF).- En medio de la creciente oleada de violencia por parte del régimen militar de Nicolás Maduro contra la población civil, creció en el exterior el reproche de los venezolanos contra los familiares de la cúpula chavista que viven fuera del país.

Días atrás la hija de Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador, fue increpada mientras caminaba en Australia. Los escraches también lo sufrieron funcionarios del régimen radicados en el exterior.

Este domingo el repudio por la brutal represión que sufren a diario los venezolanos que se manifiestan pacíficamente, y por la grave crisis que atraviesa el país, fue para Eugenio Vásquez Orellana, ex ministro de Banca Pública del chavismo.

El ex dirigente se encontraba en una panadería ubicada en Doral, ciudad ubicada en Miami.

Al ser reconocido por los clientes, fue repudiado por un grupo de personas que le recriminó su apoyo al régimen de Maduro.

Vásquez Orellana comía junto a otro hombre cuando la tensión comenzó a crecer tras los gritos e insultos.

En las imágenes se lo puede ver inmóvil, sin contestar las acusaciones de los protestantes.

Pero después de varios segundos, junto a su compañero se levantaron y retiraron del establecimiento.

Comenta con tu Facebook

commentarios