COMPARTIR

Santo Domingo, may 15 (SF).- Luis Rivas, abogado de Liliana Santana, quien fue señalada por el imputado Dawin Trinidad, como una de las responsables de la muerte en 2015 de la niña Carla Massiel Cabrera, aseguró que las “investigaciones y pruebas” desmienten la versión de que la familia Santana esté ligada a ese hecho.

En rueda de prensa, dijo ayer que la familia se considera víctima del “perverso intento de involucrarla en hechos en los que no ha participado”.

Rivas recordó que el peritaje sicológico hecho por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses demuestra que Dawin Trinidad tiene el “trastorno de la personalidad narcisista con una inclinación marcada a la personalidad antisocial, y patrón dominante de inatención y vulneración de los derechos de los demás, que se produce desde antes de los 15 años de edad”.

El abogado indicó que “el informe también establece su tendencia a inventar, y podría crear un escenario fantasioso, y de su relato y la documentación analizada se desprende que siente una atracción por menores de edad”.

También reveló que al momento de la desaparición de la menor, Liliana Santana estaba convaleciente de una cesárea por parto prematuro que le fue practicada el 11 de mayo de 2015.

Agentes de la Dirección Central de Investigaciones Criminales de la Policía encontraron el cadáver de Carla Massiel, de 10 años de edad, en el sector de La Cuaba, del kilómetro 23 de la autopista Duarte.

NO HAY COMENTARIOS

DEJA UN COMENTARIO