Chile, may 11 (SF).- Dos farmacias de Chile se convirtieron el miércoles en las primeras en América Latina en vender un medicamento que contiene cannabis sativa para su consumo bajo control médico y con receta retenida.

Se ofrecen dos variedades del producto, cada uno con diferente concentración, y éstos serán los únicos locales del país que lo tengan disponible.

Recientemente Uruguay abrió un registro para comprar marihuana en farmacias según lo establece una ley sancionada en 2013 y se tiene previsto que en julio inicie la venta en comercios, aunque otras fechas se han anunciado antes y han sido pospuestas. La venta de medicamentos que contengan cannabis también está prevista en la ley, aunque no se han reglamentado detalles al respecto.

La comercialización del medicamento en Chile responde a una alianza entre la empresa local Alef Biotechnology y la canadiense Tilray, que trajeron al mercado dos tipos de concentraciones de cannabis T100 y el TC100 con la autorización del estatal Instituto de Salud Pública (ISP) para aliviar dolor crónico.

En el proceso se consideraron diversas validaciones científico-técnicas de entidades reguladoras en ambos países y el medicamento que se ofrece a la venta se basa en los cannabinoides de la cannabis sativa, de los cuales los más conocidos son el THC, o principio sicoactivo, y el CBD, que en general contrarresta los principios activos del THC.

 

La ley local permite el consumo, pero no el cultivo, el transporte ni la venta de cannabis y los infractores pueden ser penados con condenadas de hasta diez años de cárcel.

Comenta con tu Facebook

commentarios