Lima, may 10 (SF).- Nadine Heredia, esposa del expresidente peruano Ollanta Humala, dijo el martes que renunció a la dirección de la oficina de enlace en Ginebra de la agencia de alimentos de Naciones Unidas para evitar que la justicia peruana dude de su interés en colaborar con las investigaciones en su contra.

Heredia, de 40 años, fue nombrada para ese cargo en noviembre e informó sobre su renuncia a través de un comunicado. En Lima afronta una investigación de la fiscalía por el presunto delito de lavado de activos.

En el mismo documento, explicó que un juez le impuso la obligación de acudir una vez por mes ante una sede del Poder Judicial para que se verifique su identidad, lo cual en la práctica “hace inviable el cumplimiento adecuado de mi nueva función, pues el acatamiento de la citada regla de conducta me obliga a retornar a Lima cada 30 días desde otro continente”.

Heredia es investigada desde 2015 por presuntos ingresos no justificados por miles de dólares que según la tesis de la fiscalía se habrían usado para las campañas presidenciales de Humala en 2006 y 2011.

De acuerdo al fiscal del caso, Germán Juárez, el dinero que se investiga presuntamente fue enviado por el gobierno venezolano del entonces presidente Hugo Chávez entre 2005 y 2006, y por las empresas brasileñas Odebrecht y OAS en 2011. El lavado de activos se castiga en Perú con una pena que va entre ocho y 25 años de prisión.

Comenta con tu Facebook

commentarios