Agencias, may 10 (SF).- Un hombre que trabajaba en una famosa empresa china de salsas y condimentos fue detenido porque se sospecha que reveló fórmulas secretas de esos productos a una firma rival, lo que le puede costar entre tres y siete años de prisión, informó el diario oficial China Daily.

El detenido, del que sólo se conoce su apellido, Jin, fue arrestado por la policía en la ciudad central china de Guiyang tras una investigación de tres meses iniciada a raíz de que la compañía Laoganma, la primera en la que trabajó, denunciara la posible filtración de sus fórmulas secretas.

Entre 2003 y 2015, Jin trabajó como ingeniero y técnico de control de calidad en Laoganma, firma conocida en el país por sus populares salsas picantes, de soja o de carne.

En mayo del pasado año, Laoganma comenzó a sospechar de que una firma rival -cuyo nombre no se ha hecho público- estaba comercializando salsas de sabor muy parecido a las suyas, por lo que se inició una investigación en la que se descubrió que Jin estaba trabajando en la segunda empresa, pero con un nombre distinto.

Las investigaciones determinaron también que las salsas de la segunda compañía contenían ingredientes secretos de Laoganma, por lo que todas las sospechas recayeron en Jin, quien se había comprometido por contrato a no revelar las fórmulas ni a trabajar en firmas rivales del sector.

Laoganma asegura que el caso de “espionaje salsero” le ha provocado pérdidas millonarias, por lo que Jin no sólo afronta una posible pena de prisión, sino, también, una considerable multa.

Comenta con tu Facebook

commentarios