México, dic 21 (SF).- El presidente de México, Enrique Peña Nieto, encabezó este miércoles un minuto de silencio dedicado a las víctimas de la explosión ocurrida este martes en el mercado pirotécnico San Pablito de Tultepec, y pidió la “mayor atención” a los heridos y a sus familiares.

Al inaugurar el Hospital General de San Pablo del Monte, en el central estado de Tlaxcala, el mandatario pidió, “en señal de solidaridad, (…) guardar un minuto de silencio por todos aquellos que perdieron la vida en este muy lamentable accidente”.

Las víctimas de la tragedia ocurrida en la tarde del martes en el mercado San Pablito, recordó Peña Nieto, “estaban trabajando para sus familias, para llevar sustento a sus hogares”.

De acuerdo con las últimas cifras proporcionadas por el Gobierno del Estado de México, donde se ubica Tultepec, 32 personas fallecieron por las seis explosiones, 59 más resultaron lesionadas -cinco en condición muy grave- y 12 están desaparecidas.

El presidente reiteró su “solidaridad” con las víctimas y calificó lo ocurrido como un “lamentable hecho”.

Recordó que son las autoridades de la región las que mantendrán informados a los ciudadanos en el caso de que haya alguna novedad en el reporte de víctimas.

Por otra parte, “el sector salud se ha enfocado en prestarle atención médica a las personas lesionadas, algunas de ellas en condiciones críticas y graves” en distintas instituciones públicas del país, aseveró.

Aseguró que estará “atento y pendiente de la atención que estén teniendo los pacientes” y que ha instruido al secretario de Salud, José Narro, para que se preste la “mayor atención” tanto a las víctimas como a los familiares, que en algunos casos tienen a sus seres queridos distribuidos en diferentes hospitales.

Comenta con tu Facebook

commentarios