Caracas, dic 18 (SF).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, reanudó hasta el 2 de enero la vigencia del billete de 100 bolívares, cuya salida de circulación provocó protestas, y prorrogó el cierre de las fronteras con Colombia y Brasil en su ofensiva contra “mafias” que acaparaban esa denominación.

“He decidido prorrogar la circulación billete 100 hasta el 2 de enero (… y) prorrogar hasta 2 enero el cierre de la frontera con Brasil y Colombia”, anunció este sábado Maduro, en una reunión con funcionarios de gobierno transmitida por la televisión oficial.

El presidente atribuyó a un sabotaje internacional “del imperio” el hecho de que el jueves, como había prometido, no hayan salido los nuevos billetes -el mayor de 20.000 bolívares-.

Ante ello, decidió este sábado “hacer una reprogramación de la entrada del nuevo cono monetario”, conforme vayan llegando a Venezuela, desde un país que no precisó.

Se va a “anunciar a finales de diciembre cuántos billetes ya tenemos aquí”, para “romper el bloqueo que nos quieren imponer, la persecución, el sabotaje”, manifestó el presidente socialista.

La sorpresiva medida de eliminar el billete de 100 bolívares se hizo con el objetivo de detener a mafias en Colombia a las que el presidente acusa de usar moneda venezolana para operaciones cambiarias que habrían disparado el precio del dólar paralelo y presionaban aún más la inflación de tres dígitos.

La medida que ha provocado una fuerte escasez de efectivo ha sido fuertemente criticada por sus opositores y ha provocado protestas en el interior del país. Algunas de ellas han degenerado en hechos violentos que dejaron 3 muertos.

También cientos de venezolanos rompieron este sábado el cordón de seguridad de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y pasaron la frontera por el puente internacional Francisco de Paula Santander que comunica a la colombiana de Cúcuta con la venezolana Ureña, para comprar medicinas y alimentos.

Por su parte, el gobernador del estado Bolívar, el chavista Francisco Rangel Gómez, informó que las autoridades detuvieron a 135 personas por la violencia y los saqueos producidos en medio de manifestaciones por la falta de dinero en efectivo en esa localidad y que “deberán asumir las consecuencias ante las autoridades”.

Venezuela está sumida en una compleja crisis económica dominada por una galopante inflación —que el Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó en abril pasado que superará el 480% al cierre de este año— y afronta graves problemas de escasez de alimentos y otros bienes básicos.

Comenta con tu Facebook

commentarios