Cortesía: AFP

Rio de Janeiro, dic 15 (SF).- Las autoridades brasileñas acusaron al expresidente Luiz Inacio Lula da Silva y a otras ocho personas de corrupción y lavado de dinero debido a su relación con la gran empresa de construcción Odebrecht.

Se sospecha que sobornos pagados por Odebrecht fueron usados para comprar propiedades vinculadas al exmandatario.

Lula ha negado que él y su instituto sean los propietarios de los terrenos involucrados en el caso.

También fueron acusados la esposa de Lula, Marisa Leticia, y el exministro de Hacienda Antonio Palocci.

Lula fue presidente entre el 2003 y el 2011. Según las encuestas, es el favorito para ganar las elecciones en el 2018.

Comenta con tu Facebook

commentarios