Santiago de Chile, dic 14 (SF).- El ministro de Economía Luis Céspedes mostraba una enorme sonrisa cuando llegó hasta sus brazos una muñeca inflable de tamaño natural que en la boca llevaba un letrero “Para estimular la economía”— y el precandidato presidencial del oficialismo aplaudía con entusiasmo a sus espaldas.

Tras la entrega de la muñeca, políticos y empresarios aún reían y posaron para las cámaras, pero tiempo después las redes sociales estallaron en críticas que señalaron lo sexista del regalo.

Céspedes recibió la muñeca de manos de Roberto Fantuzzi, líder de los empresarios exportadores de productos manufacturados que es reconocido por la creatividad de los regalos que ofrece en la cena de fin de año a la que asisten políticos y empresarios.

La presidenta Michelle Bachelet se sumó a la molestia y en su cuenta de Twitter escribió: “la lucha por el respeto a la mujer ha sido un principio esencial en mis dos gobiernos. Lo ocurrido en la cena de Asexma no se puede tolerar”.

“Pienso que más allá de pedir disculpas, demuestra que en Chile todavía hay machismo y hay sexismo y en algunos casos, hasta misoginia”, agregó más tarde la mandataria.

En Chile es una tradición que el líder de la Asociación de Exportadores de Productos Manufacturados (Asexma) haga regalos poco convencionales a sus invitados —políticos y hombres de negocios— pero nunca había despertado el rechazo generalizado como ahora.

Céspedes se disculpó el miércoles por su actitud. Como muestran las fotografías divulgadas en redes, no tuvo reparos en reír y posar para las cámaras. Lo mismo hizo José Miguel Insulza, exsecretario general de la OEA, y Alejandro Guillier, un senador y periodista que busca una candidatura presidencial independiente al alero de la coalición oficialista de Bachelet.

Comenta con tu Facebook

commentarios