La Habana, dic 13 (SF).- El documento fue acordado el pasado 23 de noviembre y rubricado ayer en la capital cubana de La Habana por el presidente ejecutivo de Google, Eric Schmidt, y la presidente de Etecsa, Mayra Arevich.

Con este pacto, Cuba accede al hasta ahora vetado servicio Google Global Cache, lo que permite “acortar el tiempo de acceso a los contenidos de Google en internet, proporcionando una mayor velocidad y calidad en el servicio y la optimización de las capacidades de la red internacional Etecsa”, informó la empresa cubana

.

“Este acuerdo permite a Etecsa utilizar nuestra tecnología para reducir la latencia al entregar localmente a algunos de nuestros contenidos más populares y de mayor ancho de banda, como los videos de YouTube”, señaló Google en un comunicado.

La presencia de Google en la isla se remonta al año 2014, pocos meses antes del deshielo diplomático entre Cuba y EEUU, cuando lanzaron por primera vez productos como Google Chrome, Google Play, Google Analytics.

El pasado mes de marzo, Google abrió como un ensayo su primer centro tecnológico en Cuba, ubicado en el estudio del artista plástico Alexis Leyva “Kcho” en La Habana, donde se ofrece acceso gratuito a una conexión mucho más veloz que en el resto del país y se pueden utilizar productos de última generación de la compañía.

En Cuba el acceso a internet en los domicilios está prohibido y sólo es posible para profesionales como periodistas, abogados o académicos con una autorización gubernamental, aunque desde julio de 2015 se han habilitado por toda la isla cientos de zonas Wi-Fi en lugares públicos a unos dos dólares la hora de conexión.

En estos momentos, Cuba dispone de 1.006 puntos públicos de navegación, incluidas 200 zonas Wi-Fi de conexión inalámbrica, que registran un total de 250.000 usuarios diariamente, según los últimos datos divulgados por Etecsa el pasado septiembre.

Este año se han instalado 135 zonas de conexión Wi-Fi que se suman a las 65 que existían desde el año pasado, como parte de la estrategia de “informatización” del país.

Como parte de esa estrategia, Etecsa anunció el pasado octubre que antes de fin de año se iniciará un plan piloto para probar la conexión a internet en domicilios de La Habana Vieja, casco antiguo de la capital cubana.

Este plan piloto se desarrollará inicialmente con unos 2.000 usuarios de La Habana Vieja, donde ya está instalado el equipamiento de fibra óptica, adquirido de la empresa china de telecomunicaciones Huawei.

Please follow and like us:

Comenta con tu Facebook

commentarios