Bruselas, dic 12 (SF).- Una nueva era de relaciones se tejen entre la Unión Europea y Cuba, tras la firma del primer acuerdo bilateral el cual pondrá fin a la restrictiva política de bloqueo hacia la mayor de las antillas.

El acuerdo prevé un intercambio político y comercial mucho más intenso entre ambas partes, así como una mayor cooperación en ámbitos como la lucha contra el cambio climático, el turismo y la cultura.

Durante la ceremonia de firma en Bruselas, la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, calificó el acuerdo de “histórico” por crear por primera vez un marco oficial para las relaciones entre Cuba y la UE.

El ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez, expresó la esperanza de que con el acuerdo se abran nuevas oportunidades para ambas partes. Sin embargo, matizó al mismo tiempo que el embargo económico y financiero de Estados Unidos a Cuba, que sigue vigente, impide una asociación más amplia entre las partes. Las empresas de la UE que no respetan el embargo corren el riesgo de ser castigadas con sanciones estadounidenses.

El acuerdo se logró sobre la base de la tímida apertura de la isla en los últimos años. Además de introducir algunas reformas de mercado, Cuba dio un paso histórico de acercamiento a Estados Unidos en diciembre de 2014, que culminó el año pasado con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas tras 55 años de ruptura.

Las relaciones entre la UE y Cuba estaban condicionadas hasta ahora por la denominada “Posición Común” del año 1996, que exigía avances en materia de derechos humanos y la transición de la isla hacia una democracia pluralista como condiciones para una normalización.

Mogherini prometió que la UE seguirá incluyendo estos temas en su diálogo con Cuba.

El Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación se aplicará en un primer momento de manera provisional y parcial a la espera de un largo proceso de ratificación por parte de la Eurocámara, así como de los parlamentos de los 28 países del bloque.

Comenta con tu Facebook

commentarios